“LA JUSTICIA NECESITA SER CONSIDERADA UN SERVICIO PÚBLICO ACCESIBLE, ESPECIALMENTE A LOS MÁS VULNERABLES”

Antes de formalizar el traspaso de la Presidencia, la Dra. Lilia Novillo hizo un repaso de sus 365 días como máxima autoridad del Superior Tribunal de Justicia.

Desde una pantalla led ubicada sobre uno de los costados del Salón Blanco, de espalda a la calle 9 de Julio, una proyección multimedial exhibió en poco más de 30 minutos las políticas judiciales llevadas adelante durante el mandato de la Dra. Lilia Ana Novillo como Presidente del Superior Tribunal de Justicia (STJ).

Por primera vez, una memoria anual de un Presidente saliente era presentada bajo esta modalidad. “El Poder Judicial de San Luis se ha despapelizado y por eso nosotros hemos preparado un video que hace más simpática la exposición de lo que hemos hecho entre abril del 2017 y abril de este año”, explicó Novillo.

No fue la primera señal que dio sobre un cambio de era. Luego de la presentación del video, la ahora Ministro del STJ formuló un discurso donde se refirió a los nuevos desafíos de la sociedad y la justicia.

“Asistimos a una serie de procesos que configuran lo que indudablemente se puede conocer como un cambio de era. Hoy el problema es cómo se construye una opción superadora, una nueva democracia. Qué nuevas formas debe adoptar el gobierno del pueblo para el pueblo”, dijo.

Y agregó: “Surge así una nueva ciudadanía y un rasgo indudable es la importancia sin precedentes de adquirir el saber tecnológico. Son claras las tendencias que indican que empezamos la era del conocimiento, que es el más importante porque es el más humano”, sostuvo.

“En este sentido -continuó Novillo-, sostenemos que esta justicia necesitar ser considerada como un servicio público accesible, especialmente a los más vulnerables. Por eso la justicia del Siglo XXI debe estar recargada de oralidad”.

Y argumentó: “Lo más valioso es que le impone al juez la necesidad de relacionarse con las personas, no con los expedientes. De modo que conozca y comprenda al ser humano. Así puede percibir el verdadero conflicto entre las partes y emitir sanciones más justas”, enfatizó la Presidente saliente.

Por último, Novillo dio a conocer cifras de dictámenes en menos de un año. “El STJ en su constitución actual, ha dictado desde junio del año pasado a la fecha 432 autos interlocutorios y 190 sentencias definitivas”.

Y añadió: “Esta tarea no podría completarse sin el trabajo de la mejora continua de la que hacen gala los secretarios del STJ, el equipo de Calidad, la Procuración, los Jueces de Paz, los magistrados, los mediadores, los secretarios, los funcionarios del Ministerio Público y muy especialmente los empleados del Poder Judicial, que demuestran permanentemente predisposición para acompañar nuestras políticas”, concluyó Novillo.

 

 

 

 

Redacción: E. Jofré

Corrección: J.N. Sanchez