MERLO: 16 AÑOS DE PRISIÓN PARA UN HOMBRE ACUSADO DE ABUSO SEXUAL AGRAVADO Y PRIVACIÓN ILEGÍTIMA DE LA LIBERTAD

Los hechos ocurrieron en 2017, en un lavadero de autos en la zona de Piedra Blanca. La víctima era menor de edad al momento del ilícito.

DSC_0006

En la jornada de este miércoles, el Tribunal Penal de la Tercera Circunscripción Judicial, condenó a 16 años de prisión a Gabriel Alejandro Denis, acusado de abuso sexual agravado y privación ilegítima de la libertad, en perjuicio de una adolescente de 17 años.

El suceso ocurrió en enero de 2017 en la Villa de Merlo, más precisamente, en un lavadero de autos ubicado en la zona de Piedra Blanca, lugar de trabajo del victimario, y dónde residía de manera provisoria.

Con posteridad a la comisión del ilícito, el hombre se dio a la fuga, siendo capturado en mayo de 2018 en la ciudad de San Luis.

DENUNCIA Y PROCESO PENAL

La denuncia fue radicada por la madre de la damnificada el día 25 de enero de 2017, primero en sede policial, y luego en el Juzgado de Instrucción del Departamento Junín, a fin de instar la acción penal.

La chica, que en ese momento se encontraba hospitalizada, le contó a su madre que el martes 24 de enero, alrededor de las 22:00 hs., salía de un kiosco en la zona de Piedra Blanca Abajo cuando fue interceptada por un hombre de unos 40 años de edad, quien, amenazándola con un cuchillo y diciéndole que finja ser su pareja, la llevó hasta el lavadero dónde vivía.

Allí, según le relató la adolescente a su mamá, fue retenida por el agresor durante aproximadamente 6 horas, período en el cuál, refirió haber sido golpeada y abusada sexualmente en varias oportunidades, en 2 de ellas, con acceso carnal. Le dijo que en todo momento fue coaccionada mediante un arma blanca, un cuchillo de cocina con el que el atacante le provocó una herida en una de sus manos.

En la madrugada del miércoles 25 de enero, la joven logró escapar del lugar, y como pudo, llegó hasta la casa de su novio. Éste buscó a su suegra, y juntos la llevaron hasta el hospital local, dónde ingresó alrededor de las 05:00 A.M.

En el transcurso de esa jornada, peritos del cuerpo forense del Poder Judicial se hicieron presentes en el nosocomio de la Villa de Merlo para efectuar la correspondiente revisación médica y una entrevista psiquiátrica a la menor.

Al momento del examen, la chica presentaba hematomas en la cabeza, el cuello, los brazos, y en la espalda. También tenía un corte en uno de sus dedos, con 4 puntos de sutura.

Ambos profesionales coincidieron en la necesidad de practicarle una entrevista en Cámara Gesell una vez recibida el alta médica.

Asimismo, se llevó a cabo un allanamiento en el domicilio del denunciado, y una inspección en las zonas aledañas, procediendo a la requisa y el secuestro de numerosos elementos estrechamente relacionados al hecho investigado.

La audiencia en Cámara Gesell se realizó el día 3 de febrero. Sin embargo, la orden de detención y el llamado a indagatoria al acusado no pudieron concretarse, atento a que éste se había dado a la fuga.

Librada la orden de captura nacional e internacional, se continuó con la investigación, agregando al expediente declaraciones de testigos e informes periciales solicitados por el juez.

Denis fue aprehendido por la policía en la capital puntana en mayo de 2018, y trasladado al Juzgado a cargo de la instrucción para la indagatoria, instancia en la que se negó a declarar.

Solicitada la prórroga legal de 8 días por parte de su defensor, y antes de culminar dicho plazo, el encausado decidió hacer una breve exposición, en la que negó todos cargos en su contra, y aclaró que la joven damnificada y él, eran conocidos, y que desde hacía unos 3 meses antes de la denuncia, ellos se juntaban regularmente a consumir sustancias ilícitas.

Vencida la prórroga, y habiendo reunido elementos probatorios suficientes para resolver la situación procesal de Denis, éste fue procesado como presunto autor del delito de abuso sexual con acceso carnal gravemente ultrajante, en concurso real con los delitos de: abuso sexual con acceso carnal agravado por causar un grave daño en la salud física y mental de la víctima y por cometerse con arma; y retención y/o ocultación de una persona, con el fin de obligarla a hacer y tolerar algo contra su voluntad, agravado por haberse logrado el propósito y por cometerse en perjuicio de una menor de edad.

JUICIO ABREVIADO

Hoy 25 de septiembre, fue la fecha fijada para dar inicio al debate oral.

José Francisco Pérez (Defensor Oficial), ejerció la defensa técnica del encartado; mientras que el Fiscal de Cámara, Mario Zudaire, intervino en representación del Ministerio Público.

Al comenzar el plenario, se comunicó por Secretaría de Cámara la solicitud de las partes de finalizar el proceso mediante un juicio abreviado.

Gabriel Alejandro Denis reconoció ser el autor material y penalmente responsable de los delitos que se le endilgan, prestando conformidad a la imposición de la pena de 16 años de prisión, de cumplimiento efectivo.

En el auditorio, se encontraba presente la joven damnificada, quien a la fecha es mayor de edad. El Tribunal le ofreció la posibilidad de expresar su opinión acerca del acuerdo arribado por las partes, pero decidió no expedirse al respecto. Lo único que manifestó, fue su gran fe en Dios, pidiendo el perdón divino para su victimario. “Creo mucho en Dios después de esto, que te perdone Dios (dirigiéndose a Denis). No voy a perder mi fe en las cosas buenas de la vida por todo esto. No le deseo el mal a nadie, nunca”, dijo en medio del llanto.

El Tribunal Penal, integrado por Sergio Darío De Battista, Juan Manuel Saá Zarandon y Sandra Elizabeth Piguillem resolvió pasar a homologar el petitorio para el dictado de la sentencia.

 

Redacción: A. González Esquivel