“ES NUESTRO DEBER ÉTICO Y PROFESIONAL PONERNOS AL SERVICIO DE NUESTRA SOCIEDAD”

Fue una de las conclusiones a las que arribaron el Licenciado Luciano Bedecarras y  la Doctora Violeta Muratorio, los profesionales que dictaron la capacitación en autopsias psicológicas, que se desarrolló entre el viernes y sábado pasado.

En dos clases, durante más de 5 horas, más de 500 participantes repasaron aspectos de la ciencia jurídica y psicológica en la capacitación “Autopsia Psicológica- Perfiles criminales- Marco jurídico forense”, organizada por el  Instituto de Capacitación “Dr. Juan Crisóstomo Lafinur” del Poder Judicial de San Luis.

Esta actividad contó con la disertación del Licenciado Luciano Bedecarras y  la Doctora Violeta Muratorio. Participaron en forma remota, a través del sistema Cisco Webex, magistrados, funcionarios, agentes administrativos y profesionales de Argentina, Perú, Colombia, República Dominicana, Chile, Nicaragua, Paraguay y Uruguay. 

Durante el curso, que comenzó el viernes por la tarde y se extendió durante la mañana del sábado, Bedecarras y Muratorio desarrollaron conceptos como: criminología, escena del crimen, modus operandi, firma del delincuente, perfil geográfico, psicópatas sexuales,  victimología, violencia y abuso sexual infantil, entre otros. 

Asimismo, analizaron casos, como el del asesinato de Nora Dalmasso y contextualizaron los conceptos abordados en marco de la situación de pandemia. Ambas clases se desarrollaron con una dinámica constante de interacción con los participantes, quienes transmitían sus consultas a través del chat del sistema Cisco Webex. 

Entre las conclusiones finales, los disertantes expresaron: “Consideramos que ustedes son una herramienta indispensable en la ciencia jurídica y psicológica con el fin de guiar, acompañar y ayudar  a la justicia a encontrar certezas donde hay dudas. Es decir, cada uno es especialista en el rol que debe desempeñar y es nuestro deber ético y profesional ponernos al servicio de nuestra sociedad buscando un horizonte concreto, el bienestar de los ciudadanos. Por eso la especialidad “jurídica forense” debe realizarse de forma completa, rigurosa y científica para ilustrar a los requirentes, asuntos de máxima trascendencia para las personas como lo son la libertad, la integridad psíquica y sexual, la seguridad y la dignidad humana”. 

 

A continuación, se resumen algunos conceptos definidos por los disertantes durante la capacitación: 

VIOLENCIA DE GÉNERO: Definida por la Organización Mundial de la Salud como “el uso deliberado de la fuerza física o el poder, ya sea en grado de amenaza o efectivo, contra uno mismo, otra persona, un grupo o comunidad, que cause o tenga muchas probabilidades de causar lesiones, muerte, daño psicológico, trastorno del desarrollo o privaciones”.

“La violencia contra la mujer constituye un grave problema de salud pública y una violación de los derechos humanos de las mujeres” (Organización Mundial de la Salud, 2013)

 

VIOLENCIA FAMILIAR: Se trata de un comportamiento consciente e intencional que, por acción o inhibición, causa a otro miembro de la familia un daño físico, psíquico, jurídico, económico, social, moral, sexual o personal en general. (Cantera, 2002)

 

VIOLENCIA REACTIVA: se ejerce como respuesta  a una amenaza percibida o a una provocación. Da cuenta  de falta de inhibición, autocontrol reducido, deficiencia en el procesamiento de la información social. 

 

VIOLENCIA INSTRUMENTAL O PROACTIVA: Acción premeditada o fría, falta de empatía, les permite planear el crimen con antelación, manipulan y engañan. Se emplea como método para obtener otra meta y/o objeto, por ejemplo, venganza, dinero o control de la víctima para abusar de ella.

 

CRIMINOLOGÍA: Ciencia humana e interdisciplinaria  que tiene como objetivo el estudio del delincuente, el lugar de los hechos, el delito, las conductas desviadas, el control social, con relación al delito mismo, y la víctima, con el objetivo de entender al criminal y las distintas motivaciones que lo llevaron a cometer determinados crímenes.

 

ABUSO SEXUAL INFANTIL Y SUS FASES:

  • Fase de seducción: el futuro abusador manipula la dependencia y la confianza del menor, y prepara el lugar y el momento del abuso. Es en esta etapa donde se incita la participación del niño o adolescente por medio de regalos o juegos.
  • Fase de interacción sexual abusiva: Es un proceso gradual y progresivo, que puede incluir comportamientos exhibicionistas, voyeurismo, caricias con intenciones eróticas, masturbación, etc, En este momento ya se puede hablar de abusos sexuales
  • Fase de Instauración del secreto: El abusador, generalmente por medio de amenazas, impone el silencio en el menor, a quien no le queda más remedio que adaptarse. 

 

PSICOLOGÍA JURÍDICA:  es la disciplina que interviene en aquellos fenómenos psicológicos, conductuales y sociales que surgen de la relación de del Sujeto con la Ley. Interviene en tres niveles: prevención, asistencia y evaluación. Son ramas de la psicología jurídica: la victimología, la psicología criminal, jóvenes en conflicto con la ley penal, psicología penitenciaria, entre otros.

AUTOPSIA PSICOLÓGICA: método para dilucidar los casos de muerte dudosa mediante un procedimiento focalizado en la clarificación de la naturaleza del óbito en cuestión, centrada en los aspectos psicosociológicos ( (Shneidman y Farberow, 1961 – EEUU). En ella se intenta recrear la personalidad y el estilo de vida de la persona fallecida, así como las circunstancias que rodean su muerte. Puede aplicarse en los siguientes casos: responsabilidad de una empresa o de un tercero, homicidios, suicidios. 

 

 

Fuente: “Autopsia Psicológica- Perfiles criminales- Marco jurídico forense” (Licenciado Luciano Bedecarras –  Doctora Violeta Muratorio)

Redacción: R. Zitta

Corrección: G. Campana