RESOLVER CONFLICTOS EN CONDICIONES DE IGUALDAD: EL APORTE DE LA MEDIACIÓN CON PERSPECTIVA DE GÉNERO

Nota con la Dra. Alicia González Vitale, Directora del Servicio de Mediación Familiar del Poder Judicial de Neuquén.

DRA. ALICIA GONZÁLEZ VITALE

Hace algunas semanas, se dio a conocer una importante iniciativa del Centro de Mediación de la Villa de Merlo en materia de género.

Se trata de la conformación de un equipo de mediadores y mediadoras con formación en género, para intervenir -en principio- en las mediaciones requeridas con el asesoramiento previo de la Mesa de la Mujer de Carpintería.

La Coordinadora de la dependencia, Dra. Denise Muñoz, informó que hasta el momento son siete los y las profesionales que han requerido desempeñarse en ese tipo de mediaciones. Y recordó que los requisitos para formar parte del equipo especializado son: contar con la especialización en mediación familiar y una clínica de casos en perspectiva de género.

La iniciativa tuvo notorias repercusiones tanto a nivel local como provincial, e incluso, Muñoz fue contactada por la Responsable del Centro Judicial de Mediación de San Juan, Dra. Sonia Mallea, quien mostró gran interés en conocer cómo es la modalidad de intervención, a fin de promover su implementación en la vecina provincia.

En este punto, es importante mencionar al Servicio de Mediación Familiar del Poder Judicial de Neuquén, que viene desarrollando diversas acciones de capacitación, intervención y acompañamiento, tendientes a propiciar un trabajo con perspectiva de género en los procesos de mediación.

Dicho programa, es dirigido por la Dra. Alicia González Vitale, quien fue contactada por Prensa Judicial de la Tercera Circunscripción de San Luis para hablar sobre el enfoque de género en la mediación, especialmente en materia familiar.

Preguntada sobre cómo se vinculan las cuestiones de género con los conflictos, González Vitale manifestó que el género como categoría de análisis en situaciones de interacción social, está presente en las relaciones de manera transversal y en todos los ámbitos: interpersonales, familiares, sociales, laborales, etc.

Dijo que el conflicto es parte de la vida, y que está presente ya sea de forma potencial o latente a partir de las diferencias entre las personas.

Expresó, además, que en la mayoría de las interacciones y relaciones sociales hay aspectos que evidencian la desigualdad de género, dado que tienen su origen en el sistema sociocultural patriarcal en el que vivimos. A veces es más evidente, y otras veces lo podemos ver en acciones o situaciones invisibilizadas, denominadas micromachismos”

 

El término “micromachismos”, hace referencia a gestos, actitudes, comentarios y prejuicios que se manifiestan en lo cotidiano, contribuyendo a la inequidad y colocando a la mujer en una posición inferior al hombre en ámbitos sociales, laborales, familiares, etc., lo que se traduce en una violencia de género invisibilizada.

 

Respecto de la aplicación de la perspectiva de género en la mediación familiar, González Vitale refirió que, desde su punto de vista, es necesario mirar el conflicto con enfoque de género para poder identificar las desigualdades, los desequilibrios entre las partes, las posibles situaciones de violencia (psicológica, económica, simbólica, etc.) que a veces no son visibilizadas.

A modo de ejemplo, mencionó lo que suele ocurrir cuando una pareja se divorcia, y una de las partes -generalmente el hombre- ha sido proveedora material de la familia, y la otra parte -generalmente la mujer-, se ha dedicado al cuidado de hijos e hijas y a los quehaceres del hogar. “En estos casos puede verse notoriamente la necesidad de mirar la relación desde la perspectiva de género, para ver cómo resolver en condiciones de igualdad distintas cuestiones como: los alimentos de los hijos e hijas en común, la división de bienes, la atribución de la vivienda familiar, la compensación económica para el/la cónyuge cuando sufre un desequilibro económico a causa del divorcio, etc.;” aseguró.

 

En su rol de facilitadores neutrales, los y las profesionales de la mediación deben ayudar a que las partes no se relacionen por medio de patrones estereotipados, sino a través de reconocer los diferentes puntos de vista y reflexionar sobre las acciones y responsabilidades de cada una.

 

Como cierre de esta nota, se comparten algunos fragmentos extraídos de un artículo sobre mediación familiar con perspectiva de género, elaborado por la Dra. Alicia González Vitale (2020) y publicado en La Trama, revista especializada en mediación y resolución de conflictos:

Hablar de ‘perspectiva de género’, es diferenciar lo sexual del ser humano de las atribuciones sociales que se construyen en el contexto histórico socio-cultural en su entorno. Podemos definir al género como el conjunto de características, actitudes y roles sociales, culturales e históricamente asignados a las personas en función de su sexo, delimitados desde el modelo patriarcal que atribuye el rol de proveedor al hombre y asigna a la mujer las tareas de cuidado de los hijos e hijas y del hogar; es decir, la esfera de lo privado para ellas y de lo público para los hombres. El modelo patriarcal se ha trasmitido de generación en generación hasta nuestros días, a través de las familias y de todas las instituciones sociales (públicas y privadas). Implica la subordinación de la mujer frente al hombre, preservando el poder de los varones y generando desigualdad entre ambos sexos e invisibilización de las necesidades y derechos de las mujeres.

(…) mirar el conflicto con perspectiva de género garantiza el acceso a justicia a hombres y mujeres por igual, sin discriminación, siendo un imperativo legal y ético profesional de mediadores y mediadoras en nuestro aporte por construir una sociedad más pacífica, justa, inclusiva e igualitaria.

Para acceder al artículo completo, hacer clic AQUÍ.

 

Redacción: A. González Esquivel

Fuentes: Dra. Alicia González Vitale, Directora del Servicio de Mediación Familiar del Poder Judicial de Neuquén

Dra. Denise Muñoz, Coordinadora de Mediación por el Departamento Junín

https://www.revistalatrama.com.ar/contenidos/larevista_articulo.php?id=424&ed=64

https://psico.edu.uy/hilo/micromachismos

Compartir

Anterior

AGENTES JUDICIALES SE CAPACITARON EN USURPACIONES

Siguiente

LA ATENCIÓN TELEFÓNICA DEL PODER JUDICIAL ESTÁ ACTIVA LAS 24 HORAS, TODOS LOS DÍAS